sin tetas no hay capilla grande

El apoyo de una bloguera de pro que “también estuvo en la capilla” pero quiere permanecer anónima ¡gracias!