Las integrantes de Pussy Riot: Nadezhda Tolokónnikova, Yekaterina Samutsévich y María Aliójina, están siendo juzgadas estos días por su performance particular en una iglesia ortodoxa rusa en la que denuncian los abusos de Putin. En mitad de un despliegue brutal de seguridad y un juicio muy sesgado, son muchas las muestras de solidaridad de todo el mundo, incluidos cantantes famosos, organismos de derechos humanos y personas particulares.

Somos conscientes de la creciente criminalización que está surgiendo en todo el mundo, que se ceba especialmente en mujeres disidentes que ponen en en evidencia los brutales desmanes de instituciones y personas, en este caso, Putin. Desde aquí, un abrazo enorme y toda nuestra solidaridad